Es importante recalcar que en el ámbito donde el Qigong adquiere mayor relevancia es a nivel preventivo. En ese aspecto es muy beneficioso para el sistema respiratorio, circulatorio, digestivo, para los huesos y las articulaciones. También para enfermedades psicosomáticas, para ancianos y para enfermos crónicos. El Qigong necesita su tiempo para hacer efecto, por eso no resulta muy eficaz para enfermedades agudas. En las enfermedades crónicas es muy efectivo, puesto que hay una deficiencia energética y el Qigong la aumenta. También es útil para algunos casos difíciles de curar o incurables, en los que la medicina no puede hacer nada. Entonces puede ralentizar la enfermedad y alargar o dar un poco más de calidad de vida.

En China se aplica Qigong a más de cincuenta enfermedades. Siempre como método complementario a los otros tratamientos médicos y medicinales.

Este curso pretende ofrecer herramientas adicionales para los tratamiento médicos o terapéuticos de algunas enfermedades comunes en nuestra sociedad, entre las que se encuentran: la hipertensión, diabetes, enfermedades hepáticas, fatiga crónica, fibromialgia, depresión, ansiedad, impotencia, menopausia, enfermedades coronarias, dolores de espalda, procesos tumorales y algunas más.

El curso se irá desarrollando en forma de módulos. Para realizar este curso es necesario tener conocimientos previos, por lo cual está limitado a personas que hayan realizado con anterioridad una formación de monitor de Qigong. La asistencia a todos los módulos te dará opción a obtener una titulación de nivel superior en Qigong para la salud, a través de la asociación de Qigong para la salud corazón del Tao.

 

 

CURSO EN PREPARACIÓN

(Pídenos más información: corazondeltao@gmail.com)